Los polos magnéticos del Sol están a punto de invertirse.

Imagen

Según el físico solar Todd Hoeksema de la Universidad de Standford, en tres o cuatro meses, el campo magnético del Sol se habrá invertido por completo y sus efectos se harán sentir en todo el sistema solar.  Hoeksema, es director del Observatorio Solar Wilcox de Standford, uno de los pocos observatorios en el mundo que monitorea los campos magnéticos del Sol.

Sin embargo no hay nada de qué preocuparse ya que es un fenómeno que sucede cada 11 años, durante el pico de cada ciclo solar, el dínamo magnético del Sol se reorganiza a sí mismo, marcando el punto medio de cada ciclo solar, (actualmente estamos en el número 24), por lo que aún nos queda la otra mitad del máximo solar.

Así como los científicos estudian los las regiones polares de nuestro planeta en búsqueda de signos de cambios climáticos, los físicos solares hacen lo mismo con el Sol.  Los Magnetogramas en el Observario Wilcox han estado monitoreando el magnetismo polar del Sol desde 1976, y han registrado 3 grandes inversiones magnéticas, la cuarta está por sucediendo ahora mismo.

El físico solar Phil Scherrer, también de la Universidad de Stanford, nos explica cómo sucede este fenómeno: “los polos magnéticos del Sol se debilitan, llegando a cero, y luego emergen otra vez con la polaridad opuesta a la que tenían antes.  Esto es algo normal dentro del ciclo solar”.  Pero no por ello deja de ser un gran evento.  El dominio de la influencia magnética del Sol, conocida como heliosfera, se extiende por billones de kilómetros más allá de Plutón, por lo que los cambios en este campo magnético producen una especie de onda expansiva que se extiende hasta los umbrales del espacio interestelar.

Cuando los físicos solares hablan de las inversiones de los campos magnéticos del Sol, su conversación normalmente se centra en lo que se denomina corriente heliosférica difusa  o  heliospheric current sheet en inglés.  La corriente heliosférica es como una plancha o superficie eléctrica que se proyecta desde el ecuador del Sol, (donde el campo magnético que rota lentamente  provoca una corriente eléctrica).  Esta corriente heliosférica no es particularmente intensa, sólo una diez billonésima de amperio por metro cuadrado (0.0000000001 amps/m2) pero con billones de kilómetros de ancho y un grosor de 10 000 Kms.

Durante la inversión de los campos magnéticos, esta corriente se vuelve muy ondulada.  Cuando la Tierra orbita del Sol entra y sale de esta superficie eléctrica lo cual puede provocar tormentas electromagnéticas así como afectar la nubosidad y el clima terrestres.

Sin embargo esta perturbación nos puede resultar beneficiosa ya que  la corriente heliosférica actúa como una barrera contra los rayos cósmicos, (partículas de alta energía que viajan a velocidades cercanas a la de la luz producidas por explosiones de supernovas y otros violentos fenómenos que se producen en las galaxias) por lo que una corriente heliosférica ondulada, actúa mejor como un escudo contra estas partículas llegadas desde el espacio profundo.

Las observaciones realizadas desde el observatorio Wilcox, también nos han revelado que los hemisferios solares no están sincronizados uno con el otro, puesto que mientras el polo norte ya cambió de carga eléctrica, el polo sur aún está en proceso, se espera que la inversión polar se complete en 3 ó 4 meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s