¿Pudo una estrella haber inspirado la construcción del primer templo de la humanidad?

Göbekli Tepe o "Colina Panzuda" en turco.  El primer templo construido por la humanidad.

Göbekli Tepe o “Colina Panzuda” en turco. El primer templo construido por la humanidad.

Se cree que la enigmática estructura de Göbekli Tepe, situada al sudeste de Turquía pudo haber sido un templo, pero no uno más, sino el primer templo construido por la humanidad hace 11 mil ó 9 mil  años atrás,  cuando los seres humanos aún eran nómadas dedicados a la recolección y la caza. ¿Qué pudo haber  motivado a estos antiguos humanos a construir algo tan elaborado para luego ser  misteriosamente enterrado sobre el 8 000 AC?

Reconstrucción  gráfica  del recinto, del cual sólo se ha excavado una parte.

Reconstrucción gráfica del recinto, del cual sólo se ha excavado una parte.

En 1994 Klaus Schmidt, arqueólogo del Instituto Arqueológico Germano de Berlín (DAI), descubrió este antiguo complejo formado por una serie de 20 círculos de los cuáles sólo se han excavado 4, cada uno  compuesto de enormes pilares  en forma de T,  tallados en piedras de 40 toneladas, algunos de ellos presentan gravados símbolos sagrados y figuras de animales tales como jabalíes, toros, leones, buitres, etc.

Su importancia arqueológica radica en que rompe con la teoría de la Revolución Neolítica, que dice que la invención de la agricultura fue la que impulsó la construcción de asentamientos y el desarrollo de la civilización y la religión. Sin embargo no se ha encontrado evidencia de prácticas agrícolas cerca de este templo, lo cual indica que la religión precedió a la agricultura.

Pilar en forma de T de 5,5 mts de altura, tallado en una piedra de 40 toneladas.  Posiblemente se trate de la representación estilizada de una figura humana.

Pilar de 5,5 mts de altura, tallado en una piedra de 40 toneladas.

¿Qué motivó la construcción de  este templo?

Según Giulio Magli, arqueo-astrónomo de la Universidad Politécnica de Milán, Italia, la respuesta se encuentra en la observación del cielo estrellado, pues tal y como ocurrió con Stonehenge, (del que se presume que fue un observatorio astronómico, posiblemente dedicado a la Luna), Götekli Tepe también fue construido inspirado en las observaciones celestes.

A través de los milenios las posiciones de las estrellas parecen variar debido al tambaleo de la Tierra mientras rota sobre sus propios ejes, algunas  llegando incluso a ser invisibles para luego reaparecer miles de años después.  Actualmente Sirio puede ser vista casi en todo el mundo como la estrella más brillante del firmamento (excluyendo al Sol), y como el cuarto objeto más luminoso del cielo nocturno después de la Luna, Venus y Júpiter.  Sirio ha sido tan prominente, que incluso llegó a sentar las bases del calendario Egipcio.  Según una reconstrucción hecha por Magli del mapa estelar de Turquía de la época en que Göbekli Tepe fue construido, Sirio pudo haber estado bajo el horizonte  hasta aproximadamente unos 9 300 años AC cuando repentinamente volvió a ser visible.  Este hecho ha llevado a pensar a Magli que el templo fue construido para conmemorar el “nacimiento” de esta estrella.

Usando mapas de Göbekli Tepe e imágenes satelitales de la zona, Magli ha sido capaz de trazar una línea imaginaria que atraviesa de forma paralela dos de los megalitos dentro del recinto y ha descubierto que tres de los círculos excavados parecen estar alineados con los puntos del horizonte en donde Sirio pudo haberse levantado en 9 100 AC, 8 750 AC y 8 300 AC, respectivamente.

Si bien los estudios son preliminares, según lo recalca Magli, será necesario realizar más cálculos, y aún queda por determinar la secuencia en que fueron construidos los anillos para verificar si en efecto siguen la dirección en que la estrella Sirio aparece por el horizonte a través de los años.

Tal y como apunta Jens Notroff, también del DAI, la próximas excavaciones serán de gran importancia astronómica, pues aún se discute si el templo pudo haber estado techado o no, porque de haberlo estado, habría que replantearse la teoría de su vinculación a actividades de observación astronómica.

Dedicado o no a una estrella, no cabe duda de que Göbekli Tepe representa un punto de inflexión donde la humanidad empezó a tomar consciencia de lo sagrado, a sentir la necesidad de buscar sus orígenes, una búsqueda que desde entonces no hemos abandonado y que nos ha hecho crear grandes cosas, desde hermosos templos hasta grandes aceleradores de partículas; y es que en el fondo la necesidad de comprender es la fuerza que  ha impulsado los grandes logros de la humanidad.

¡Nunca dejes de sorprenderte, nunca pierdas la curiosidad!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s