¿Pudo el faraón Tutankhamon ser víctima de combustión humana espontánea?

Tutankhamon

Pese a que han transcurrido más de 3 300 años desde la muerte de este famoso soberano, el misterio aún planea sobre las circunstancias que produjeron su prematura muerte y lo que posteriormente pudo ocurrirle a su célebre momia.

Al examinar las notas originales de Howard Carter, (el descubridor de la tumba de Tutankhamon), el arqueólogo Chris Nauton, director de la Sociedad de Exploración Egipcia se encontró con que Carter había escrito que el cuerpo del faraón parecía haber sido quemado.  Ante este interesante hallazgo, Nauton se puso en contacto con el egiptólogo Robert Connolly de la Universidad de Liverpool, quien conservaba restos de la carne y huesos del faraón en su oficina; los cuales al ser examinados bajo un microscopio electrónico confirmaron la observación de Carter, los restos del faraón habían sido quemados después de ser colocados en su tumba, lo cual resulta bastante extraño para las costumbres egipcias de la época y el trabajo de momificación a la que fue sometido el cuerpo.

Los detalles de este descubrimiento se expondrán el documental “Tutankhamon: El misterio de la momia quemada”, que saldrá al aire próximamente en un canal de televisión de pago.

¿Cómo pudo haberse quemado la momia del faraón?

Los expertos sugieren que los aceites usados para impregnar los linos de la mortaja  durante proceso de  embalsamamiento eran altamente inflamables  y que al entrar en contacto con el oxígeno, iniciaron una reacción en cadena que encendieron y “cocinaron” el cuerpo del faraón Tut a temperaturas que sobrepasaron los 200 ºC.

La causa del incendio según el biólogo británico Brian Ford, pudo ser un fenómeno conocido como combustión humana espontánea, Ford cree que la acetona inflamable producida por el cuerpo, en presencia de una chispa producida consecuencia de la electricidad estática o bien por otra fuente de ignición, pudo ocasionar la combustión de la momia.

La deficiente técnica de momificación usada, y ahora el descubrimiento del incendio de la momia, junto con la evidencia conocida desde hace años, sugiere que el faraón fue enterrado apresuradamente, por ejemplo, las manchas en las paredes de la tumba consecuencia de la actividad microbiana, han hecho creer a los investigadores que las pinturas estaban aún húmedas al momento de sellar la tumba.  Pero, ¿porqué tanta prisa?

Una muerte prematura pudo haber sido la causa:

Mucho se ha escrito sobre las causas que provocaron la muerte del joven faraón, desde un asesinato planeado por tu tío el sacerdote Ay como venganza por haber restablecido en el poder a los sacerdotes de la  antigua religión de Amón abolida por Akenaton, hasta  como según sugiere la más reciente teoría (2007), pudo ser consecuencia de un accidente de carruaje.

En un estudio comparativo de las heridas que presentaba la momia del faraón con aquellas constantemente observadas en las víctimas de accidentes de colisiones, publicado en el periódico  Las Vegas Guardian, se sugiere que el joven faraón estaba de rodillas cuando fue atropellado por un carruaje que le aplastó las costillas, destrozó su pelvis y muchos de sus órganos internos, incluido su corazón, lo cual podría explicar porqué su corazón no se encontraba dentro de su cuerpo momificado.

Fuentes:

http://guardianlv.com/2013/11/king-tutankhamun-ancient-mystery-finally-solved/

http://www.livescience.com/40925-king-tuts-death-spontaneous-combustion.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s