Las madres pueden tener en sus cerebros células de sus propios hijos.

mother-child.png.scaled1000.crop_

El vínculo que une a una madre y su hijo es muy profundo, pero un nuevo hallazgo sugiere que existe una conexión física aún más profunda de lo que se creía.

Durante el embarazo, la conexión entre la madre y el feto se realiza mediante la placenta, un órgano formado por células tanto de la madre como del feto que sirve de conducto para el intercambio de nutrientes, gases y desperdicios.  Las células pueden migrar a través de la placenta entre la madre y el feto, y alojarse en diversos órganos del cuerpo, tales como pulmones, tiroides, hígado, corazón, riñones y piel.  Esto puede tener un amplio impacto en el organismo que va desde la reparación de tejidos, la prevención del cáncer, hasta la manifestación de desordenes inmunológicos.

Al considerarnos  seres únicos, la noción de que podríamos albergar células de otras personas en nuestros cuerpos nos resulta un tanto extraña, pero es más común de lo que imaginamos, ya que la mayoría de las personas son portadoras de restos de otros individuos, ¡incluso dentro del propio cerebro!.   A esta condición se le conoce como quimerismo, en alusión directa a la Quimera, esa extraña criatura de la mitología griega con aliento de fuego, y cuerpo parte león, parte serpiente y parte cabra.  Desde luego las quimeras del mundo real no son tan extravagantes, corresponden a este grupo los corales, y el limo.

El microquimerismo es la presencia persistente de unas cuantas células genéticamente distintas a las del organismo principal.  Esta condición fue descubierta por primera vez en humanos desde hace ya muchos años, cuando se descubrieron células del cromosoma “Y” circulando en el flujo sanguíneo de mujeres después del embarazo.  Y puesto que este tipo de células son genéticamente masculinas, no podrían ser parte de la estructura propia de estas mujeres, siendo lo más probable, que pertenecieran a sus bebés y se transmitieran a ellas durante la gestación.

Recientemente, un grupo de científicos al examinar los cerebros de varias mujeres fallecidas en búsqueda del cromosoma “Y”, encontraron  estas células en más del 60% de los cerebros  analizados y en múltiples regiones de los mismos, e incluso han podido determinar que estas células llevaban viviendo y funcionando dentro de la estructura cerebral, en algunos casos,  hasta por varias décadas.  Aunque se desconoce el impacto que puedan causar, se cree que este fenómeno podría estar relacionado a la salud cerebral.  Puesto que la enfermedad de Alzheimer es más frecuente en mujeres que han tenido múltiples embarazos, los científicos esperaban encontrar un mayor número de células fetales en las mujeres que habían sufrido Alzheimer en comparación a las que no presentaban esta enfermedad, sin embargo los resultados fueron lo contrario a lo esperado, se encontró un menor número de células fetales en los cerebros de las mujeres que habían padecido la enfermedad.

La causa más común de microquimerismo es el intercambio de células a través de la placenta durante el embarazo, sin embargo también existe evidencia este intercambio de células durante el periodo de lactancia.  Incluso  el intercambio de células también puede ocurrir entre gemelos dentro del útero, y existe la posibilidad de que células de hermanos mayores permanezcan en el útero materno y se incorporen a través de la placenta a los hermanos menores en una posterior gestación.  Las mujeres así mismo pueden presentar células quiméricas tanto de su madre como de sus propios embarazos, e incluso se ha observado evidencia de interacción entre células de las abuelas y de los hijos dentro del útero materno durante la gestación.

Casi todos en algún momento hemos conocido historias sobre como una madre presiente lo que le sucede a alguno de sus hijos sin importar la distancia que los separa, y aunque esto es algo que aún no tiene explicación, tal vez este hallazgo tenga algo que ver.

Fuentes:

Male microchimerism in the human female brain:  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23049819

Effect of parity on fetal and maternal microchimerism: interaction of grafts within a host host?: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?term=Effect%20of%20parity%20on%20fetal%20and%20maternal%20microchimerism%3A%20interaction%20of%20grafts%20within%20a%20host%3F

http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=scientists-discover-childrens-cells-living-in-mothers-brain

Anuncios

Un pensamiento en “Las madres pueden tener en sus cerebros células de sus propios hijos.

  1. Pingback: Las madres pueden tener en sus cerebros células de sus propios hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s