Puertas al infierno o lugares sagrados, 11 lugares donde el fuego nunca se apaga.

Los fuegos eternos que describen muchas mitologías y religiones del mundo no son algo ficticio, existen lugares fascinantes en donde las llamas sagradas llevan ardiendo miles de años.  A continuación una lista de los más conocidos y otros que no lo son tanto.

1.  Mount Wingen o Montaña Ardiente, en Australia.

Montaña Ardiente

Se encuentra a 224 kilómetros al norte de Sydney. Debido a sus numerosos conductos por donde sale humo sulfuroso, se llegó a pensar que esta montaña era un volcán, pero posteriores investigaciones se percataron que bajo su superficie existe una veta de carbón de unos 2 metros de ancho y 30 metros de profundidad.

La leyenda local que cuentan los wonnarua, dice que el origen del fuego se debe a que una mujer angustiada porque su esposo no regresó de una batalla, subió a la montaña dispuesta a morir, pero en lugar de ello, fue convertida en piedra que llora lágrimas de fuego y que dichas lágrimas al deslizarse por la montaña la mantienen encendida. Sin embargo una explicación más acreditada, sugiere que el fuego se originó bien por el impacto de un rayo o por combustión espontánea y que lleva ardiendo desde hace ¡6 000 años!.

2.  Baba Gurgur, Irak Baba Gurgur

Ateshgah Templo del fuego

Ateshgah Templo del fuego

En el norte de Irak, en la ciudad de Kirkuk, arde este fuego eterno, que según los expertos son el resultado de la emisión de gas natural a través de las grietas de las piedras. Muchos creen que es el mismo que se menciona en el Antiguo Testamento en el capítulo 3 del libro del Daniel, en donde se cuenta la historia de tres jóvenes hebreos que fueron mandos a arrojar a este ardiente horno por Nabucodonosor, rey de Babilonia. Este fuego perenne es de gran valor simbólico para los habitantes de Kirkuk, los pastores lo utilizan para mantener a sus rebaños calientes durante los fríos meses de invierno, y los habitantes de la zona llevan cientos de años aprovechando el asfalto natural para construir sus casas y carreteras,   incluso es considerado como lugar de peregrinación por las mujeres que desean tener un hijo varón.

3.  Brennender Berg, (Montaña ardiente) Alemania. Brennender BergMás que una montaña es un acantilado, en donde una veta de carbón ha estado ardiendo desde 1688, hace más de 300 años. Según la tradición del lugar, el fuego comenzó cuando un pastor prendió el tocón de un árbol que al arder hasta las raíces incendió la veta de carbón; pero lo más probable es que haya sido un caso de combustión espontánea, producto de la una minería mal planificada. Aunque actualmente no hay enormes llamaradas como en el pasado, la combustión se percibe a través de las ardientes brasas y el sulfúrico humo que rodea la zona. Sin embargo el lugar ya no es considerado tan peligroso como en siglos pasados, incluso está abierto al público y es posible darse un paseo después de la lluvia.

4.  Centralia, Estados Unidos. centraliaEl estado de Pensilvania es una zona rica en carbón y como tal ha sufrido varios incendios en sus vetas que eventualmente han terminado extinguiéndose, excepto en un pueblo llamado Centralia. Todo comenzó cuando el 27 de mayo de 1962 un grupo de bomberos incendiaron un hoyo, anteriormente excavado para extraer carbón, con el propósito de limpiarlo y así hacer más espacio para usarlo como vertedero de basura. Ese mismo día por la noche vertieron agua sobre el fuego hasta apagarlo, o al menos eso creyeron, porque al día siguiente se lo encontraron nuevamente ardiendo e incluso se había extendido por todas las minas del subsuelo. Todos los intentos por extinguir el incendio resultaron fallidos, llegando a ocasionar problemas de salud a sus habitantes a causa del monóxido de carbono que desprendía. Pero no fue hasta 1984 cuando el congreso de Estados Unidos asignó más de 40 millones de dólares para la reubicación de la población del lugar, la cual en su mayoría accedió a mudarse a pueblos vecinos; sólo 10 personas viven actualmente en la zona, en la que la mayoría de edificios se encuentran ya destruidos y los arbustos y árboles crecen por doquier. La única señal del incendio que aún subyace es el humo que sale del suelo al Sur del municipio, las humeantes grietas de la carretera 61, (cerrada desde 1990), y las chimeneas alrededor del cementerio. Actualmente no hay planes para extinguir el incendio que se encuentra a 1600 metros bajo la superficie y que es alimentado por una veta de carbón de 13 kilómetros de extensión que bien puede continuar ardiendo durante 250 años más. Centralia ha servido de inspiración para la serie de video juegos Silent Hill.

5.  Smoking Hills, CanadáSmoking HillsLas Montañas Humeantes, están localizadas en la costa este del Cabo Bathurst, cerca del océano Ártico y en medio de un grupo de lagos, en los territorios del noroeste de Canadá. Descubiertas en 1826 por el explorador John Franklin, se caracterizan por sus constantes humaredas producto del carbón que arde en su interior.   Su suelo contiene grandes depósitos de lignito, sulfuro y esquisto bituminoso, y precisamente la combinación del sulfuro y el lignito provocó una combustión espontánea que se cree lleva ardiendo cientos de años. Los diversos químicos de las rocas ardientes, han dejado brillantes y coloridas franjas a lo largo de las colinas. El humo que producen las vetas de carbón es extremadamente ácido, los lagos que rodean las montañas humeantes están contaminados con dióxido de sulfuro, por lo que sólo pueden ser habitados por especies que soportan bien los ambientes ácidos; la población más cercana, Paulatuk, se encuentra a unos 105 kilómetros al este. En 1850 el explorador Robert McClure tomó muestras de los minerales ardientes, que terminaron por hacer un hueco a través de su escritorio de caoba.

6.  Emalahleni, Sudáfrica Emalahleni, SudáfricaSituada en la provincia de Mpumalanga, la otrora conocida como Witbank, es ahora bautizada como “lugar de carbón”. Esta región era rica en minas que fueron abandonadas en 1953 y algunas de ellas están ardiendo desde entonces, pues al contacto con el oxígeno entran en combustión de forma espontánea. La zona es altamente peligrosa ya que los pasadizos subterráneos son propensos al colapso lo que ha provocado la muerte y causado heridas a varias personas a través de los años.

7.  Cueva del agua y fuego, Taiwan Cueva agua y fuegoAunque de todos es sabido que el agua y el fuego no se pueden combinar, la particular geología de este lugar, cerca del Templo Biyun, a creado este paradójico fenómeno. Se trata de una cueva de piedra con un manantial del cual surgen burbujas de metano que mantienen el fuego constantemente encendido, dando la apariencia de surgir tanto de las rocas como del agua. Los habitantes de la zona cuentan que el sitio fue descubierto en 1701 por un monje, por lo que se puede decir que lleva encendido más de 300 años.

8.  Yanar Dag, Azerbaiyán Yanar_DaghEsta montaña ardiente, se encuentra en una ladera de la península de Absheron, también conocida como tierra de fuego, en el Mar Caspio, cerca de Baku la capital de Azerbaiyán. Se cree que fue incendiada de forma accidental por un pastor en la década de 1950, pero no es la única de estas montañas de fuego, ya que existen varias en la región que eran conocidas desde la antigüedad, incluso fueron mencionadas por Marco Polo y Alexander Dumas al escribir sobre el Templo de fuego del Zoroastrismo o Baku Ateshgah, que actualmente es considerado como reserva histórico-arquitectónica. Tanto Yanar Dag como Ateshgah, no son considerados como volcanes de lodo, sino que se trata de pendientes formadas en la porosa superficie arenisca por la que constantemente se filtra el gas almacenado en el terreno. En Yanar Dag las llamas oscilan entre los 3 y hasta los 10 metros. Es tanta la concentración de gas acumulado en la zona que incluso la superficie de los arroyos cercanos pueden ser encendida con una simple cerilla. Estos arroyos ardientes son considerados como curativos por los pobladores que acuden a ellos para aliviar sus dolencias.    

9.  La puerta al infierno, Turkmenistán Puerta al infiernoLos habitantes bautizaron con ese nombre este yacimiento de gas natural en la provincia de Ahal en Turkmenistán, debido al barro hirviendo, el intenso fuego y las llamaradas color naranja que emanan de este enorme cráter. El incendio comenzó en 1971 cuando ingenieros soviéticos comenzaron las perforaciones para extraer el gas, pero cuando el terreno bajo la plataforma de perforación colapsó, formando un enorme cráter de 70 metros de diámetro y 30 de profundidad, y debido al temor producido por la emanación de gases tóxicos, se decidió que lo mejor sería quemar el gas, pensando que el fuego se extinguiría en cuestión de semanas; lo cierto es que después de 40 años continúa ardiendo.

10.  Las cascadas del fuego eterno, EEUU Lllamas eternas, NYSe encuentran en el Parque Chestnut Ridge en la Reserva de Shale Creek. Se cree que fueron encendidas por los nativos americanos hace miles de años. Aunque se conoce la fuente de ignición (gas etano y propano) se desconoce de dónde proviene y como se filtra en el rocoso recinto.

11.  El fuego de la Quimera, Turquía Fuego de la QuimeraEn la montaña Olimpos cerca de la ciudad de Antalya, se encuentra este sitio que la creencia ancestral considera como lugar de origen de la Quimera, creatura mítica compuesta por partes de diferentes animales y que escupe fuego al sentirse amenazada. Esta serie de fuegos se agrupan en un área de 5 000 m2 y son alimentados por las emisiones de gas natural que parecen variar según las estaciones, siendo más intensas en los meses de invierno. Se sabe que Yanartas o (roca ardiente) como también se conoce este lugar, lleva ardiendo al menos 2 500 años. Aunque las llamas pueden ocasionalmente extinguirse al cubrirse de polvo, se encienden automáticamente con sólo quitar el mismo.

Anuncios

Misterios de nuestro planeta Tierra.

Aunque hace décadas nuestra especie se inició en lo que podemos llamar la era espacial, todavía es mucho lo que desconocemos sobre nuestro propio hogar, ese puntito azul que flota en la inmensidad del cosmos.

Estos son sólo algunos de los misterios más esquivos de nuestro planeta.

 

¿Qué se esconde bajo el núcleo terrestre?

Núcleo terrestreLos numerosos relatos y leyendas que existen sobre lo que esconde el núcleo terrestre, son la prueba de lo cautivante que ha resultado tanto para científicos como para escritores.

Aunque durante un tiempo se creyó conocer la composición del inalcanzable centro terráqueo, en 1940 con la ayuda de un meteorito, los científicos calcularon el balance original de los minerales esenciales del planeta y descubrieron cuáles faltaban, por lo que concluyeron que el hierro y el níquel ausentes en la corteza terrestre, debían de estar en el núcleo. Pero mediciones de la gravedad realizadas en 1950 estimaron que los datos anteriores eran incorrectos. El núcleo era demasiado liviano…

Hoy los investigadores continúan cavilando sobre cuáles elementos son la causa del déficit de la densidad bajo nuestros pies. También están intrigados por las inversiones periódicas del campo magnético de la Tierra, la cuales se generan en la parte externa del núcleo que se compone de hierro líquido.

¿De dónde vino la vida?

Origen vida¿Fue la vida fraguada en la Tierra o acaso surgió en algún lejano lugar del espacio interestelar y traída hasta la Tierra en meteoritos?.

Los componentes más básicos de la vida, como los aminoácidos y las vitaminas, han sido hallados tanto en granos de hielo dentro de los asteroides como en los ambientes más extremos de la Tierra. Y descubrir cómo esas partes se combinaron para formar la primera vida, es uno de los grandes retos de la biología. Y para añadir aún más misterio, aún no han sido encontrados trazos fósiles de lo que se supone debieron ser los primeros habitantes de la Tierra, posiblemente primitivas bacterias mastica-roca.

¿Cómo se formó nuestra Luna?

LunaAlgunos científicos sugieren que la Luna surgió producto de una colisión titánica entre la Tierra y un protoplaneta del tamaño de Marte, en lo que se conoce como la Teoría del Gran Impacto.   Sin embargo no existe un consenso general al respecto ya que algunos detalles no concuerdan. Por ejemplo, la composición química de ambos cuerpos rocosos coinciden tanto que algunos investigadores sugieren que la Luna se formó a partir de la Tierra, no producto de un cuerpo impactante.

Pero según lo sugiere otro modelo, una joven Tierra con una rotación rápida podría haber expulsado suficientes rocas fundidas durante el impacto para formar una luna químicamente similar.

¿Porqué la Tierra está en su mayoría cubierta de océanos?

OceanosLos científicos creen que la Tierra era una roca seca después de que terminara de fusionarse hace 4 500 millones años. Entonces, ¿de dónde vino tanta agua?. Según una teoría, pudo llegar desde el espacio hace 4 000 millones de años, en lo que se conoce como periodo de Bombardeo Intenso Tardío,cuando la tierra fue impactada por millones de asteroides de hielo que abastecieron al planeta con toda el agua de la actualmente disponemos.

Aunque esta teoría tiene su lógica, podemos decir que el origen del agua terrestre continúa envuelto en el misterio ya que se ha encontrado muy poca evidencia de este periodo.

 

¿Podremos predecir los terremotos?

TerremotosActualmente como mucho, los modelos estadísticos permiten especular sobre la probabilidad del pronóstico de un futuro terremoto, de forma similar como los meteorólogos pueden advertirnos sobre probabilidades de lluvia. Pero eso no ha detenido a los expertos en su afán por intentar predecir cuándo será el próximo evento sísmico. Aún cuando el mayor de los experimentos realizados para tratar de predecir la fecha de un terremoto tuvo un margen de error de 12 años, los geólogos siguen calibrando los instrumentos para intentar determinar cuándo y dónde se producirá el próximo temblor.

Uno de los enigmas más grandes para los geólogos es el mecanismo que hace que los temblores comiencen y luego se detengan. Sin embargo se han producido algunos avances en la predicción de las réplicas y de los temblores producidos por los humanos, como aquellos ligados a la inyección de agua en los pozos o fracking.

 

¿De dónde vino el oxígeno?

oxígenoDebemos nuestra existencia a las cyanobacterias, criaturas microscópicas que ayudaron radicalmente a la transformación de la atmósfera terrestre. Ellas al expulsar el oxígeno como deshecho, llenaron los cielos con oxígeno por primera vez hace 2 400 millones años.

Pero las rocas revelan que los niveles de oxígeno ascendieron y descendieron durante 3 mil millones de años hasta que se estabilizaron aproximadamente en el periodo Cámbrico, hace 541 millones de años atrás. ¿Fueron estas bacterias las que impulsaron el aire, o existió otro factor que contribuyó? Entender el cambio hacia una Tierra rica en oxígeno, es el factor clave en la decodificación de la historia de la vida en nuestro planeta.

¿Cuándo surgieron las placas tectónicas?

Placas tectónicasLas delgadas placas de corteza endurecida chocaron y plegaron la superficie de terrestre formando preciosas montañas y provocando violentas erupciones volcánicas. Pero los geólogos aún no saben cuándo ni qué fue exactamente lo que desencadenó este proceso, ya que la mayoría de la evidencia se ha destruido. Sólo un puñado de pequeños granos minerales llamados zirconios han podido sobrevivir los 4.400 millones de años como muestra de lo que fueron las primeras rocas continentales.

Sin embargo todo lo que hoy día conocemos sobre las primeras placas tectónicas es controversial, los geólogos aún se preguntan sobre cómo se formó la corteza terrestre. No deja de ser  sorprendente que estos aspectos tan fundamentales sobre cómo se formó la Tierra sigan siendo tan enigmáticos.

 

¿Qué causó la explosión Cámbrica?

CambricoLa aparición de la vida compleja durante el periodo cámbrico después de 4 mil millones de años de historia terrestre, marcó un punto de inflexión. De repente aparecieron animales con vasos sanguíneos, ojos, corazones y cerebros, todos ellos evolucionando mucho más rápido que en ninguna otra era de nuestro planeta. Un aumento en los niveles de oxígeno justo antes de la explosión cámbrica podría ser la causa, pero otros factores podrían ayudar a explicar el surgimiento de tantas variedades de animales, como la carrera armamentista entre predador y presa.

Erupciones volcánicas: un alivio al calentamiento global

Volcán, Sarychev, Rusia

Desde 1990, los científicos han observado más de dos décadas de rápido calentamiento global, y por lo tanto esperaban que esta tendencia continuara, pero a pesar de el incesante incremento en la emisión de gases de efecto invernadero, la temperatura de la superficie terrestre ha permanecido casi igual en los últimos 15 años.

En un estudio publicado esta semana en la revista Nature Geoscience, un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), junto otros colegas de varios lugares de Estados Unidos, reportan que las erupciones volcánicas han contribuido a este reciente enfriamiento, y que la mayoría de los modelos climáticos no han tomado en cuenta los efectos de la actividad volcánica de forma correcta.

Como lo explica Susan Solomon, profesora de Química Atmosférica y Ciencias Climáticas en el MIT; existen muchos componentes en el sistema climático terrestre que pueden incrementar o disminuir la temperatura del planeta.  Por ejemplo, mientras los gases de efecto invernadero causan en calentamiento, un tipo de pequeñas partículas conocidas como aerosoles, producen el enfriamiento.  Cuando los volcanes hacen erupción con suficiente intensidad, aumentan estos aerosoles, en un fenómeno conocido como “presión volcánica”.

Los investigadores han verificado el fenómeno de enfriamiento al ejecutar dos tipos de mediciones diferentes para determinar si las recientes erupciones volcánicas han producido un efecto refrigerante que pueda ser diferenciado de la variabilidad climática intrínseca.  Al medir las contribuciones volcánicas y las temperaturas de la tropósfera (la capa más baja de la atmósfera), el equipo halló que existe una fuerte relación entre los aerosoles volcánicos y la cantidad de luz reflejada por esas partículas en la superficie de la atmósfera.

Con la ayuda de observaciones satelitales se ha confirmado que las partículas volcánicas reflejaron una cantidad significante de energía solar al espacio lo que contribuye a un descenso en la temperatura.

Como apunta Alan Robock, profesor de ciencias medioambientales de la Universidad de Rutgers y experto en el estudio del impacto de las erupciones volcánicas en el clima, este estudio será de ayuda para cuantificar el impacto de las futuras erupciones volcánicas, y a la vez interpretar mejor el papel de los humanos en el cambio climático.

El cráter Patomskiy, la misteriosa formación geológica que trae de cabeza a los científicos.

Cráter Patomskiy

Entre los bosques del norte de Irkutsk en Siberia, en el año 1949, un joven geólogo, Vadim Kolpakov  mientras realizaba un mapa de la región, descubrió una formación tan espectacular como misteriosa, que hoy a 65 años desde su descubrimiento sigue inquietando a científicos de todo el mundo, el singular cráter Patomskiy.

Debido a su particular forma muy similar a un nido, también se le conoce como el nido del águila.  Mucho se ha especulado sobre su origen, desde que fue creado por una antigua civilización, o por prisioneros de un gulag secreto (los campos de trabajo forzados de Stalin).

El cráter Patomskiy, debe su nombre a un río que fluye muy cerca de la zona.

El cono en su parte más alta mide 80 metros y tiene150 metros de ancho. La profundidad del circulo central es de aproximadamente 10 metros.

¿Un meteorito?

Para algunos científicos puede tratarse de los restos del famoso meteorito de Tunguska que explotó sobre a la región de Krasnoyarsk en 1908, cuyo cráter jamás fue hallado, ya que existen reportes de que el meteorito fue avistado a sólo 70 kms del cráter a una distancia de sólo 10-15 segundos de vuelo.  Pero recientes estudios han estimado que la formación tiene unos 250 años, por lo que pudo ser producto de un meteorito anterior que cayó cuando la zona aún no estaba habitada.  Sin embargo no se han hallado restos de ningún meteorito.  Algunos científicos creen que a 100-150 metros de profundidad se esconde algo con alto contenido en hierro, posiblemente el meteorito, aunque este dato también ha sido descartado por otros.

Viktor Voronin, doctor en biología y jefe del Laboratorio del Instituto Siberiano de Fisiología y Bioquímica de las Plantas,  analizó muestras de los árboles de la zona y determinó que en 1842 algo debió ocurrir, ya que durante ese periodo los anillos de crecimiento de los árboles presentaban deformidades además de un repentino aumento del estroncio y el uranio 4 veces más de lo normal y que se mantuvo por aproximadamente 20 años para después descender.

Actualmente la radiación en la zona es baja, pero no se descarta que en algún momento se concentrara cierta cantidad de isótopos radiactivos de corta vida (30-40 años), que con el paso del tiempo se desintegraron y en consecuencia la radiactividad bajo hasta alcanzar los niveles actuales.

El cono en su parte más alta mide 80 metros y tiene150 metros de ancho. La profundidad del circulo central es de aproximadamente 10 metros.

El cráter Patomskiy, debe su nombre a un río que fluye muy cerca de la zona.

¿Un misterioso volcán?.

Otra posible explicación es que se trate de un volcán, pero no el típico volcán de lava sino uno de gas, cuya explosión le confiriera la particular forma.

De todas las posibles explicaciones la más convincente hasta ahora parece ser esta, según Alexander Pospeev, doctor en ciencias geológicas y mineralógicas, el cráter pudo haberse originado por la liberación de algunos fluidos tales como el hidrógeno, y tal vez algún otro aún por determinar.

Si bien es cierto que fenómenos como este no se han visto antes, Pospeev nos recuerda que en geofísica cientos de años equivalen a segundos, y por lo tanto no se puede asegurar que en la zona no existan objetos similares mucho más antiguos que el cráter Patomskiy, pero que posiblemente se hubiesen deshecho o se encuentren cubiertos por vegetación, lo que ha impedido su descubrimiento.  De hecho en la zona existen 3 o 4 volcanes, por lo cual no es un fenómeno único.  Aunque reconoce que aún hay muchas cosas que  siguen sin explicar, lo cual lo convierte este lugar en un sitio de gran interés no sólo para la geología, sino para todos aquellos amantes de los enigmas.

Vía: SiberianTimes

¿Pudo un antiguo terremoto haber creado la Sábana Santa?

Sábana Santa

Eso es lo que creen un grupo de científicos liderado por Alberto Carpinteri, profesor del Politécnico de Turín en Italia, y así lo hacen constar en un estudio en donde sugieren que las presiones generadas por la corteza terrestre durante un terremoto ocurrido en Jerusalén, liberó suficientes cantidades de neutrones las cuales al interactuar directamente con los átomos de nitrógeno de las fibras de lino, produjeron reacciones químicas que crearon la singular imagen del rostro en el sudario.

El sudario de Turín es una pieza de tela que presenta la imagen en negativo de la cara y el cuerpo de un hombre, y que para muchos fue el lienzo que cubrió el cuerpo de Jesús después de su crucifixión en el año 33.  Aunque la Iglesia Católica no se ha pronunciado nunca sobre la autenticidad de la reliquia, que se expone en la Catedral de Turín en Italia,  ésta es visitada por miles de fieles cada año.

La controversial prueba del Carbono-14

Según se publicaba en la  revista Nature en 1989, durante la década de los 80 se practicaron pruebas sobre el lienzo en tres laboratorios diferentes a fin de determinar su antigüedad, y los resultados obtenidos indicaban que no tenía más de 800 años, y que por lo tanto fue producida durante la edad media, aproximadamente entre 1260 y 1390.  Lo que concuerda con los primeros registros que se tienen de la sábana, los cuales datan de la misma época, algo que no deja de resultar curioso.

Sin embargo estos exámenes tuvieron detractores que argumentaron a favor de una mayor antigüedad de la sábana alegando que los investigadores tomaron muestras de un trozo de tela usado como parche o remiendo cocido durante la edad media para restaurar el lienzo después de un incendio, y que incluso este factor junto a la contaminación a la que estuvo expuesto llevara a una distorsión en  los resultados.

La nueva teoría del profesor Carpinteri apunta a que los neutrones liberados durante un devastador terremoto que azotó Jerusalén aproximadamente en la época en que Jesús murió, son los responsables no sólo de la creación de tan impresionante imagen sino también de los resultados obtenidos en la datación con carbono-14.

Terremotos y antigüedad

El carbono-14 que es un producto radiactivo, se crea básicamente cuando los neutrones de los rayos cósmicos colisionan con los átomos de nitrógeno en la atmósfera (aunque también pueden ser producto de la acción humana como en el caso de las reacciones nucleares).  Todos los seres vivos tienen los mismos niveles de carbón estable y de carbono radiactivo, pero después de la muerte, el carbono radioactivo se desintegra siguiendo un patrón predecible a través del tiempo. De esta forma los científicos al estudiar la concentración de carbono-14 de materiales orgánicos como telas, huesos o madera, pueden determinar su edad de forma aproximada.

Christopher Ramsey, director de la Unidad de Aceleración de Radiocarbono de Oxford, opina que aún está por aclarar el porqué ese material resultó afectado y sin embargo otros materiales geológicos en el suelo no, ya que se han datado materiales mucho más antiguos en la zona mediante el uso de esta técnica, los cuales no muestran esta intensa producción de radiocarbono, y que sin embargo deberían ser mucho más sensibles a cualquiera de estos efectos.

Ramsey además añade que el uso de datación por radiocarbono para estudiar objetos provenientes de zonas altamente sísmicas como Japón, no suele dar problemas.

Parece que el nuevo estudio publicado en la revista Meccanica, lejos de aclarar definitivamente el origen de lo que se conoce como la Sábana Santa, no ha hecho más que añadir más controversia sobre la misma y  al final todo queda en un asunto de fe.

Publicado en:

http://www.livescience.com/43276-ancient-earthquake-shroud-of-turin.html

¿Porqué aparecen luces en el cielo antes de los terremotos?

140102133217-large

Por décadas se han captado extrañas luces que preceden terremotos, como las que se observan en esta fotografía tomada por Jim Conacher en 1972, en el lago Tagish, en el Yukon. Aquí se pueden observar 4 esferas luminosas en primer plano y otras más pequeñas señalas por flechas un poco más arriba.

Desde hace siglos, testigos de todas partes del mundo han reportado haber visto extrañas luces en el cielo, minutos antes, durante o después de que se produjera un terremoto.

Justo antes del terremoto que sacudió a Nueva Zelanda en 1888, se reportaron numerosas “apariciones luminosas” y un “extraordinario resplandor” que se mantuvo visible por varias horas.  En 1930 durante el terremoto de Idu en Japón, estas extrañas luminiscencias fueron vistas incluso a más de 70 millas (112 kilómetros) del epicentro del seísmo.

Nube iridiscenteLa apariencia de estas luces parece variar, según se desprende de las diferentes descripciones que han hecho los testigos en docenas de eventos registrados alrededor del mundo.  Unos las describen como resplandores blancos, otros como esferas flotantes, e incluso como parpadeantes destellos multicolores.  Algunas veces estas luces sólo permanecen visibles unos segundos, mientras que en ocasiones llegan a sobrevolar el cielo por varios minutos incluso por horas.

Durante mucho tiempo la ciencia no se tomó en serio estos reportes, hasta que fueron captadas en una serie de fotografías en 1965, durante el terremoto de Nagano, Japón.

Desde entonces han sido captadas con mayor frecuencia tanto en imágenes como en video, como en esta grabación tomada 30 minutos antes del terremoto que azotó la provincia China de Sichuan en 2008.

 

El problema al que se enfrentan los científicos ahora que saben que este fenómeno es real, es el intentar explicarlo.  Se han propuesto varias hipótesis, como que el movimiento tectónico de las rocas que contienen cuarzo puede generar una especie de pizoelectricidad que produciría los destellos; y otros han sugerido que la presión tectónica permite a las rocas, de forma temporal, conducir energía electromagnética, lo que desencadenaría cambios en la carga de la ionosfera, la capa más alta de la atmósfera.  Pero resulta de momento imposible poner a prueba estas hipótesis debido a que los terremotos son impredecibles y las condiciones que generan no son sencillas de reproducir en un laboratorio.

En un estudio publicado el 2 de enero en la revista Seismological Research Letter, y del cual se ha hecho eco la revista Smithsoniana, un grupo de científicos dirigidos por Robert Thériault, geólogo del Ministerio de Recursos Naturales de Quebec, y Friedemann Freund de la Universidad del estado de San José, analizaron las  circunstancias geológicas de  65 terremotos que se remontan al año 1600,  en los que se habían reportado el avistamiento de estas luminarias, y buscaron qué podían tener en común estos seísmos.

Lo que descubrieron, es que cerca del 95% de la actividad sísmica ocurre en los límites o entre dos o más placas tectónicas, pero la vasta mayoría de terremotos en los que se ha reportado la aparición de luces (85%), ocurrieron dentro de las placas tectónicas en sitios que presentaban roturas continentales o rifts, una característica que sólo está presente en el 5% de todos los terremotos.  Mientras que el 15% restante de los terremotos ocurrieron por el deslizamiento de una placa tectónica sobre otra, falla transformante, más que por el proceso de subducción, (cuando una placa es empujada bajo otra).

Estos científicos además descubrieron que las luces aparecían con mucha mayor frecuencia antes o después del seísmo, aunque aún desconocen el inusual patrón de localización de estas luces, confían en descubrirlo pronto.

Según lo explica Thériault, “el proceso comienza en lo más profundo de la corteza, donde las rocas están sometidas a altos niveles de estrés, antes de que éste sea liberado produciendo un terremoto”.  Freund ha demostrado según experimentos realizados en el laboratorio, que esta tensión puede romper pares de átomos de oxígeno cargados negativamente, que permanecían unidos por lazos de peróxido.  Y cuando esto sucede los iones de oxígeno son liberados, fluyendo desde las grietas de las rocas hasta la superficie, lo que hace suponer que altas concentraciones de estos átomos cargados, podrían ionizar bolsas de aire, formando una especie de plasma  que originaría las llamativas luces.  Dado que esta tensión se produce por largos periodos de tiempo antes de ser liberada en forma de terremoto, podría explicar el porqué las luces aparecen minutos, horas e incluso días antes de que se produzca el seísmo.

Según los investigadores, este tipo de luces puede ser más que un fenómeno intrigante, puede resultar vital como indicador de la inminencia de que se producirá un terremoto, tal y como dice Thériault, “si usted ve estas luces en el cielo y vive en un área propensa a seísmos, puede ser una señal de que se aproxima un terremoto.”

Ya lo saben.