Erupciones volcánicas: un alivio al calentamiento global

Volcán, Sarychev, Rusia

Desde 1990, los científicos han observado más de dos décadas de rápido calentamiento global, y por lo tanto esperaban que esta tendencia continuara, pero a pesar de el incesante incremento en la emisión de gases de efecto invernadero, la temperatura de la superficie terrestre ha permanecido casi igual en los últimos 15 años.

En un estudio publicado esta semana en la revista Nature Geoscience, un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), junto otros colegas de varios lugares de Estados Unidos, reportan que las erupciones volcánicas han contribuido a este reciente enfriamiento, y que la mayoría de los modelos climáticos no han tomado en cuenta los efectos de la actividad volcánica de forma correcta.

Como lo explica Susan Solomon, profesora de Química Atmosférica y Ciencias Climáticas en el MIT; existen muchos componentes en el sistema climático terrestre que pueden incrementar o disminuir la temperatura del planeta.  Por ejemplo, mientras los gases de efecto invernadero causan en calentamiento, un tipo de pequeñas partículas conocidas como aerosoles, producen el enfriamiento.  Cuando los volcanes hacen erupción con suficiente intensidad, aumentan estos aerosoles, en un fenómeno conocido como “presión volcánica”.

Los investigadores han verificado el fenómeno de enfriamiento al ejecutar dos tipos de mediciones diferentes para determinar si las recientes erupciones volcánicas han producido un efecto refrigerante que pueda ser diferenciado de la variabilidad climática intrínseca.  Al medir las contribuciones volcánicas y las temperaturas de la tropósfera (la capa más baja de la atmósfera), el equipo halló que existe una fuerte relación entre los aerosoles volcánicos y la cantidad de luz reflejada por esas partículas en la superficie de la atmósfera.

Con la ayuda de observaciones satelitales se ha confirmado que las partículas volcánicas reflejaron una cantidad significante de energía solar al espacio lo que contribuye a un descenso en la temperatura.

Como apunta Alan Robock, profesor de ciencias medioambientales de la Universidad de Rutgers y experto en el estudio del impacto de las erupciones volcánicas en el clima, este estudio será de ayuda para cuantificar el impacto de las futuras erupciones volcánicas, y a la vez interpretar mejor el papel de los humanos en el cambio climático.

Anuncios

¿Estamos programados para creer que somos inmortales?

Inmortalidad

Muchas personas en todo el mundo, de diferentes culturas y creencias religiosas, creen en la inmortalidad del alma.

La mayoría de los estudios sobre la creencia en una vida después de la muerte, han encontrado que tanto los niños como los adultos, comúnmente creen que las sensaciones físicas como el hambre se acaban cuando la persona muere, pero las emociones continúan de alguna forma; pero ninguno de los estudios hasta ahora realizados se había cuestionado de dónde proceden estas creencias.

Investigadores de la Universidad de Boston, dirigidos por Natalie Emmons, examinaron las ideas de 283 niños acerca del tiempo antes de la concepción, para tratar de determinar si esta creencia es parte de nuestra naturaleza humana, o por el contrario algo impuesto por la cultura o la religión.

Para realizar este estudio, escogieron a dos grupos de niños de dos culturas diferentes del Ecuador,  uno compuesto por niños indígenas de la villa Shuar de la cuenca Amazónica, los cuales fueron escogidos porque no tenían creencias culturales acerca de vidas anteriores, y al estar normalmente expuestos al nacimiento y muerte a través de la cacería y la ganadería, se sospechaba que tendrían una visión mucho más racional acerca del tiempo anterior a su nacimiento.

En comparación, también se entrevistó a niños católicos-romanos de un área urbana cerca de Quito, a quienes se les había enseñado que la vida comienza con la concepción.

Se mostró a los niños dibujos de un bebé, una mujer joven y de esa misma mujer embarazada, y luego les hizo una serie de preguntas sobre las habilidades pensamientos y emociones durante cada periodo.

La profesora Emmons y su equipo pensaban que si la cultura es la que ejerce influencia en la creencia de la inmortalidad, ambos grupos de niños deberían rechazar la idea de una vida antes del nacimiento.  Sin embargo, los resultados fueron diferentes.

Ambos grupos de niños pensaban que el cuerpo no existía antes del nacimiento y que no tenían la habilidad para pensar o recordar, sin embargo dijeron que sus emociones y deseos existían antes de nacer.

Mientras que los niños generalmente reportaron que al no tener ojos, no podían ver las cosas antes de nacer, a menudo reportaron ser felices porque pronto conocerían a sus madres, o estar tristes de ser separados de su familia.

Aun los niños con conocimientos biológicos acerca de la reproducción, parecían pensar que habían existido en alguna forma eterna y que esa forma parecía consistir en emociones y deseos, asegura la profesora Emmons.

El estudio publicado en la revista “Desarrollo Infantil” (Child Development), concluyó que pese a que los investigadores por mucho tiempo habían pensado que estas creencias se desarrollaban a través de la exposición a la cultura o la religión, parece ser que las ideas de la inmortalidad emergen desde nuestra intuición, y que pueden ser el subproducto de nuestro altamente desarrollado razonamiento social.

Una característica de los humanos es el ver a los otros como la suma de sus estados mentales, sus deseos y emociones, lo que suele ser particularmente útil para predecir el comportamiento de nuestros congéneres.  Como explica la profesora Emmons, precisamente porque esta habilidad es útil, fluye hacia otra partes de nuestro pensamiento, ya que los humanos algunas veces vemos conexiones donde potencialmente no existen; es por esto que la idea del alma sobreviviendo fuera del cuerpo, a pesar de no tener fundamento científico, está profundamente arraigada.

Y es que la mayoría de nosotros nos gusta más pensar que algo de nosotros es capaz de trascender al cuerpo, ¿o no?.

Vía:  The Development of Children’s Prelife Reasoning: Evidence From Two Cultures.

El cráter Patomskiy, la misteriosa formación geológica que trae de cabeza a los científicos.

Cráter Patomskiy

Entre los bosques del norte de Irkutsk en Siberia, en el año 1949, un joven geólogo, Vadim Kolpakov  mientras realizaba un mapa de la región, descubrió una formación tan espectacular como misteriosa, que hoy a 65 años desde su descubrimiento sigue inquietando a científicos de todo el mundo, el singular cráter Patomskiy.

Debido a su particular forma muy similar a un nido, también se le conoce como el nido del águila.  Mucho se ha especulado sobre su origen, desde que fue creado por una antigua civilización, o por prisioneros de un gulag secreto (los campos de trabajo forzados de Stalin).

El cráter Patomskiy, debe su nombre a un río que fluye muy cerca de la zona.

El cono en su parte más alta mide 80 metros y tiene150 metros de ancho. La profundidad del circulo central es de aproximadamente 10 metros.

¿Un meteorito?

Para algunos científicos puede tratarse de los restos del famoso meteorito de Tunguska que explotó sobre a la región de Krasnoyarsk en 1908, cuyo cráter jamás fue hallado, ya que existen reportes de que el meteorito fue avistado a sólo 70 kms del cráter a una distancia de sólo 10-15 segundos de vuelo.  Pero recientes estudios han estimado que la formación tiene unos 250 años, por lo que pudo ser producto de un meteorito anterior que cayó cuando la zona aún no estaba habitada.  Sin embargo no se han hallado restos de ningún meteorito.  Algunos científicos creen que a 100-150 metros de profundidad se esconde algo con alto contenido en hierro, posiblemente el meteorito, aunque este dato también ha sido descartado por otros.

Viktor Voronin, doctor en biología y jefe del Laboratorio del Instituto Siberiano de Fisiología y Bioquímica de las Plantas,  analizó muestras de los árboles de la zona y determinó que en 1842 algo debió ocurrir, ya que durante ese periodo los anillos de crecimiento de los árboles presentaban deformidades además de un repentino aumento del estroncio y el uranio 4 veces más de lo normal y que se mantuvo por aproximadamente 20 años para después descender.

Actualmente la radiación en la zona es baja, pero no se descarta que en algún momento se concentrara cierta cantidad de isótopos radiactivos de corta vida (30-40 años), que con el paso del tiempo se desintegraron y en consecuencia la radiactividad bajo hasta alcanzar los niveles actuales.

El cono en su parte más alta mide 80 metros y tiene150 metros de ancho. La profundidad del circulo central es de aproximadamente 10 metros.

El cráter Patomskiy, debe su nombre a un río que fluye muy cerca de la zona.

¿Un misterioso volcán?.

Otra posible explicación es que se trate de un volcán, pero no el típico volcán de lava sino uno de gas, cuya explosión le confiriera la particular forma.

De todas las posibles explicaciones la más convincente hasta ahora parece ser esta, según Alexander Pospeev, doctor en ciencias geológicas y mineralógicas, el cráter pudo haberse originado por la liberación de algunos fluidos tales como el hidrógeno, y tal vez algún otro aún por determinar.

Si bien es cierto que fenómenos como este no se han visto antes, Pospeev nos recuerda que en geofísica cientos de años equivalen a segundos, y por lo tanto no se puede asegurar que en la zona no existan objetos similares mucho más antiguos que el cráter Patomskiy, pero que posiblemente se hubiesen deshecho o se encuentren cubiertos por vegetación, lo que ha impedido su descubrimiento.  De hecho en la zona existen 3 o 4 volcanes, por lo cual no es un fenómeno único.  Aunque reconoce que aún hay muchas cosas que  siguen sin explicar, lo cual lo convierte este lugar en un sitio de gran interés no sólo para la geología, sino para todos aquellos amantes de los enigmas.

Vía: SiberianTimes

¿Puede el derretimiento de los glaciares provocar el brote de nuevas enfermedades?

Focas

Muchos científicos han asociado el derretimiento de las capas de hielo en el polo Norte, a ciertos cambios en los patrones climáticos que se han estado produciendo últimamente como las olas de frío intenso en el este de  Estados Unidos y los inviernos inusualmente cálidos la zona central de Rusia.

Pero hay otra consecuencia hasta ahora insospechada ligada al  deshielo polar, y es la liberación de parásitos mortales.

En marzo de 2012 patólogos especializados en vida silvestre, arribaron a la Isla Hay en Nueva Escocia y se encontraron con una inquietante escena. Cientos de focas grises sobre la rocosa costa y al menos un quinto de ellas estaban muertas, sin señales aparentes de enfermedad.

Las necropsias practicadas relevaron que las 406 focas muertas estaban infectadas con un parásito en forma de media luna que destruyó sus hígados, pero no estaba claro de qué organismo se trataba o cómo las focas contrajeron el parásito.  No fue sino hasta hace 3 días cuando en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias, (AAAS por sus siglas en inglés), se explicó cómo el derretimiento del hielo del círculo polar Ártico, ha contribuido a dispersar este tipo de patógenos a través de los océanos.

Según lo explicaba Michael Grigg, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en Bethesda, Maryland, en un artículo publicado la  semana pasada en la revista Science,  el parásito en cuestión pertenece al género Sarcocystis, y no siempre mata a su huésped, las focas anilladas por ejemplo han vivido mucho tiempo con este parásito sin mostrar apenas síntomas.  Pero en las focas grises el parásito parece seguir un patrón diferente de infestación, en lugar de producir una infección leve, se dedica a destruir completamente las células del hígado.   A este nuevo parásito le han dado el nombre de Sarcocystis pinnipedi (pinniped es el nombre científico de las focas).

Como explicaba Sue Moore, biólogo oceanográfico de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica y Oficina de Pesca,  Ciencia y Tecnología en Seattle, Washington Dado que las focas anilladas dependen del hielo para construir un refugio para sus crías, habían permanecido aisladas de las focas grises, las cuales suelen habitar aguas más cálidas.  Pero al derretirse casi un tercio del hielo ártico durante los últimos 30 años, las focas grises han empezado a seguir a sus presas favoritas hasta el territorio de la focas anilladas. Y como sus hábitats han empezado a solaparse, estas especies han comenzado a mezclarse por primera vez, exponiéndose a nuevas enfermedades y parásitos.

Según Stephen Raverty, patólogo veterinario del Ministerio de Agricultura de la Columbia Británica en Vancouver, Canadá; la pérdida de hielo ártico está permitiendo que los patógenos que se encontraban atrapados en altitudes más altas puedan escapar, a la vez que favorece que los parásitos de habitan aguas más cálidas se muevan más hacia el norte, ejemplo de esto último, es el hallazgo de Raverty y sus colegas, del  parásito felino Toxoplasma gondii en ballenas Beluga.

Sólo el tiempo dirá si estos casos son sólo fruto de la casualidad o tan sólo una muestra de lo que está a punto de venir; y es que algunos científicos estiman que dentro de 20 años habrá desaparecido todo el hielo de Ártico…

El timo de los suplementos nutricionales y vitamínicos.

La mayoría de personas sanas y que siguen una dieta equilibrada no necesitan consumir suplementos ya que en exceso  pueden  dañinos.

La mayoría de personas sanas y que siguen una dieta equilibrada no necesitan consumir suplementos, ya que el exceso de algunas vitaminas es dañino.

La mayoría de supermercados y farmacias nos ofrecen escaparates repletos con suplementos alimenticios que nos prometen mejorar la memoria, el rendimiento físico, perder peso y como no, protegernos contra todo tipo de enfermedades, desde el resfriado hasta el cáncer; en 2010 sólo en Estados Unidos, esta industria llegó a facturar hasta 28 mil millones de dólares.

¿Pero realmente vale la pena gastar nuestro dinero en suplementos de este tipo?  Según una serie de estudios publicados por la prestigiosa revista Annals of Internal Medicine, la gran mayoría de suplementos vitamínicos y minerales, no sólo no sirven para mejorar nuestro rendimiento y mantenernos sanos, sino que incluso pueden resultar dañinos para la salud.

Existe muy poca evidencia de que los antioxidantes realmente sean efectivos para prevenir el cáncer y estudio tras estudio, ha demostrado que la vitamina C no hace nada para impedir el resfriado común (para lo cual resulta más eficiente el zinc).  Altas dosis de  antioxidantes y vitaminas, en especial la vitamina A, C y E, y beta caroteno, al ser ingeridas de forma sintética y refinada puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer y otras enfermedades.  Y así lo recalcaba la citada revista en su editorial “Basta ya de gastar dinero en vitaminas y suplementos minerales”.

Desde luego que nuestros cuerpos necesitan de estos elementos para vivir, pero la mayoría de las personas que viven en países desarrollados ya los incluyen en su dieta en cantidades suficientes para mantener el óptimo funcionamiento del organismo, por lo que su ingesta sólo está recomendada para personas con deficiencias nutricionales o carenciales de estos micronutrientes.

Y para los que se preguntan ¿qué pasa con el té verde que tanto se ha promocionado como un potente antioxidante capaz de prevenir el cáncer?  En 51 estudios en más de 1.6 millones de personas, la evidencia es contradictoria, no existen resultados concluyentes al respecto, sin embargo parece que es seguro beberlo en cantidades moderadas.

Así que si deseas mejorar tu salud y prevenir enfermedades lo mejor será tener una buena nutrición con una dieta balanceada que incluya todos los grupos de alimentos en cantidades adecuadas según tu edad, estilo de vida y condiciones médicas; ya que existen estudios que respaldan la eficacia de ciertos alimentos para la prevención y control de ciertas enfermedades; aquí les dejo unas lista con algunos de los mejores súper alimentos que no deben faltar en tus platos.

1-     Avena y cebada:  Son eficientes en la reducción del colesterol y triglicéridos.

2-     Aceite de oliva: Es útil contra enfermedades cardiovasculares, ya que previene el endurecimiento arterial, también parece ayudar a prevenir el cáncer de colón y de mama, a la vez que ayuda a reducir el colesterol y la presión alta.

3-     Ajo:  Tomar 4 cápsulas diarias de extracto de ajo, se ha demostrado que baja los niveles de presión sanguínea especialmente en personas con hipertensión.

4-     Ciruelas:  Resultan mejor que los remedios convencionales para prevenir el estreñimiento leve o moderado.

5-     Miel:  Es muy eficaz como antibacterial sea ingerida o aplicada directamente sobre las heridas.

6-     Espino blanco: Ayuda a mejorar la función del corazón, en personas con fallos cardiacos.

7-     Aceite de pescado y Omega3: Resultan buenos para mejorar el apetito y la calidad de vida de las personas con cáncer avanzado después de la cirugía, y existen estudios prometedores que  sugieren que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

8-     Bróculi: Ayuda a eliminar la Helicobacter pylori, principal causa de cáncer de estómago.

9-     Café:  Incluso en dosis bajas, parece mejorar modestamente la respiración en personas con asma hasta por 4 horas.

10- Probióticos:  Diversos estudios sugieren que podrían ayudar a la salud del aparato digestivo, sin embargo las campañas publicitarias exageran respecto a sus beneficios, y muchas de las cualidades que les atribuyen son falsas o carentes de respaldo científico.

Vía:

http://annals.org/article.aspx?articleid=1789253

http://www.informationisbeautiful.net/visualizations/snake-oil-superfoods/

Descubierto el primer cementerio de mascotas.

El primer cementerio de mascotas pudo ser azteca.

Este cementerio canino data del año 1350-1520 D.C, justo cuando el imperio Azteca se encontraba en su apogeo.

Arqueólogos han descubierto un antiguo cementerio canino bajo un edificio de apartamentos en el distrito de Aztacapozalco en la Ciudad de México.

El sito que contiene 12 esqueletos de perros, pudo haber sido un lugar sagrado, ya que estos animales tenían un significado tanto religioso como simbólico para la cultura Azteca, que vivió en la zona hasta hace 500 años.

El hallazgo es algo excepcional ya que anteriormente sólo se habían encontrado junto con restos humanos o como parte de ofrendas, según informaban expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), esta es la primera vez que se descubre un grupo de perros enterrados juntos.  Los huesos se encontraban en diferentes posiciones, unos boca arriba, otros boca abajo y sin seguir un patrón de enterramiento en particular.

Los Aztecas creían que los perros eran los encargados de custodiar las pirámides y otros monumentos por lo que se les solía enterrar bajo ellos, pero en este caso no se han encontrado indicios de edificaciones de la época.

Los perros fueron hallados dentro de un pequeño foso a una profundidad de 2 metros, los arqueólogos pudieron datar la fecha del enterramiento, entre el año 1350 a 1520 D.C., usando cerámicas y otros artículos hallados en fosos cercanos, puesto que también se encontraron objetos domésticos, un instrumento musical tallado y el esqueleto de un niño de aproximadamente 3 años de edad, en otros fosos cerca del cementerio canino.  Sin embargo será necesario excavar más para ver si se encuentran otras piezas que puedan ayudar a esclarecer el porqué los animales se enterraron en esa zona en particular, y se deben realizar análisis de los huesos para saber con exactitud la raza de los perros y la forma en que murieron.

Aunque el arqueólogo Antonio Zamora, que trabajó en la excavación, dice que un biólogo les dijo que los restos pertenecían a perros de mediano tamaño, con dentaduras completas  por lo que posiblemente se tratara de perros comunes.

Los aztecas criaban tanto perros Techichi, una raza de patas cortas que se piensa fue la antecesora de los chihuaha, como Xoloitzcuintlis, cuyos restos pueden ser fácilmente identificados porque pierden algunos de sus dientes al llegar a la edad adulta.

Los Aztecas creían que los perros eran los encargados de guiar las almas de los difuntos y de custodiar los lugares sagrados.

Los Aztecas creían que los perros eran los encargados de guiar las almas de los difuntos y de custodiar los lugares sagrados.

Los aztecas admiraban la lealtad de los perros y cuando un guerrero moría se acostumbraba a sacrificar un perro que se enterraba a su lado para que le guiara en el viaje al otro mundo, puesto que creían que estos animales eran los encargados de guiar el alma de los difuntos.

Los ciudadanos más pobres o menos célebres, eran enterrados con figuritas de barro en forma de perros.

Los aztecas creían que le tomaba 4 años al alma de las personas fallecidas alcanzar su lugar de descanso final, Mitlan, por lo que un acompañante era siembre apreciado.

El perro también era considerado como emisario del éxito en el trabajo, la fertilidad y la salud.

Si bien los aztecas domesticaron perros para usarlos como mascotas, algunas veces se los comían en banquetes en ocasiones especiales.

Vía: Dailymail.