Científicos logran obtener imágenes de alta resolución de los espíritus de las tormentas

Duendes de las tormentasLas imágenes fueron captadas por Jason Ahrns un estudiante de la Universidad de Alaska, Fairbanks, junto con otros científicos de la Academia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y la Universidad de Fort Lewis en un proyecto financiado por la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos.  durante una serie de 30 horas de vuelos realizados este verano, usando cámaras de video de alta velocidad con capacidad de captar hasta 10 000 fotogramas por segundo ha logrado imágenes espectaculares de un fenómeno que cuya duración no supera unos cuantos milisegundos.

Se trata de un elusivo fenómeno meteorológico, una especie de destellos en la alta atmósfera, cuya graciosa denominación se la debemos el investigador Dr. Dave Sentman de la Universidad de Alaska, que en 1993 al no poder saber cómo se originaban  y considerar que tenían formas fantasmales, se refirió a ellos como duendes o espíritus de las tormentas.

Tienen formas tan curiosas como su nombre, semejantes a medusas, árboles o zanahorias.

Estos duendes se producen durante las tormentas, pero normalmente son muy difíciles de ver  desde la tierra, porque se producen por encima de las nubes y su duración es de tan sólo unos milisegundos, son un fenómeno tan esquivo que su existencia no fue confirmada hasta 1989, aunque varios pilotos reportaban haberlos visto desde mucho antes.

Lo que hace importante a estas fotografías no es que sean las únicas, ya que anteriormente estos duendes habían sido fotografiados por cámaras meteorológicas y webcams, pero con una imagen de baja resolución debido a la distancia y el uso de lentes de ángulo amplio, pero las fotografías que nos presentan este grupo de científicos  tienen la ventaja de haber sido tomadas desde el aire, cerca de la región donde se forman y usando cámaras especiales para captarlos mas de cerca.

Existen dos variaciones conocidas de este curioso fenómeno, los blue starters extremadamente brillantes y de aproximadamente unos 20 kilómetros de altura y los chorros gigantescos que generalmente se producen en las tormentas oceánicas, que pueden elevarse desde las nubes hasta 100 kilómetros por encima de la Tierra.

Se cree que se forman por encima de las nubes cuando un rayo cargado positivamente sube de una nube  con carga negativa, tan sólo hay un rayo con carga positiva por cada 10 de carga negativa, pero se cree que también podrían producirse aunque en menor medida en los de carga negativa.

Según los investigadores que los han fotografiado, son más comunes de lo que la gente cree, sólo que al producirse por encima de las nubes hace que sean difíciles de ver.

Duende de las tormentas

Su color rojo resulta de la interacción entre partículas cargadas y el nitrógeno de la atmósfera, pero también pueden presentar tonos azulados, o verdes.

Aun quedan muchas preguntas  en torno a la naturaleza de este bello e interesante fenómeno atmosférico, como por ejemplo su impacto sobre el clima y la ionosfera,  pero hasta entonces nos deleitamos con las hermosas imágenes que nos ofrecen.

 

 

Fuente:

http://www.washingtonpost.com/blogs/capital-weather-gang/wp/2013/08/13/sprites-rare-red-lightning-photographed-on-atmospheric-research-mission/

http://www.livescience.com/39033-red-sprites-lightning-photos.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Sprite_(lightning)

 

Anuncios

Científicos descubren el origen de los enigmáticos planetas errantes de la nebulosa Roseta

Planeta errante

Desde hace años los astrónomos han observado la existencia de planetas errantes, o como también se les conoce planetas interestelares; objetos con una masa equivalente a un planeta pero que no están sujetos al campo gravitatorio de  ninguna estrella.

Hasta hace poco los astrónomos creían que estos planetas se originaban dentro de un sistema planetario alrededor de una estrella, como es el caso de nuestro sistema solar, pero que al ser expulsados bien sea por una fuerte colisión con otro cuerpo celeste o por efecto del campo gravitatorio de otro astro, vagaban libremente por la galaxia.  Pero recientes observaciones realizadas por un grupo de astrónomos de Suecia y Finlandia, han descubierto que estos planetas también pueden formarse solos.

Nebulosa Roseta situada a 4 600 años luz de la Tierra en la constelación del Unicornio.

Nebulosa Roseta situada a 4 600 años luz de la Tierra en la constelación del Unicornio.

Según se relata  en un estudio publicado el 19 de Agosto en la página web de la Universidad Tecnológica de Chalmers en Suecia, analizando los datos obtenidos a través de las observaciones de la  Nebulosa Roseta, se identificó la existencia de pequeñas  nubecillas,  pequeñas en términos astronómicos porque cada una  puede  tener  un tamaño equiparable a 50 veces la distancia del Sol a Neptuno,  pero muy densas y compactas, y muchas de ellas con núcleos muy condensados,  a las que llamaron globuletas.

La nebulosa Roseta es una enorme nube de gas y polvo a situada a 4 600 años luz de distancia en la constelación del Unicornio.   Las globuletas que contiene, se descubrieron al analizar las ondas de radio captadas con el telescopio de 20 metros del Observatorio Espacial de Onsala en Suecia, las ondas submilímetras obtenidas por el radio telescopio APEX de Chile y las ondas de  luz infrarroja observadas con el New Technology Telescope (NTT) en el Observatorio de La Silla en Chile.

Con todas estas mediciones fueron capaces de determinar que muchas de estas globuletas son los suficientemente densas y compactas como para formar planetas al colapsar sobre sí mismas bajo su propio peso.  Se cree que las más masivas pueden incluso llegar a formar lo que se conoce como enanas marrones. Según apunta Carina Persson, astrónoma de la Universidad de Tecnológica de Chalmers.   Las enanas marrones, algunas veces llamadas estrellas fallidas, son astros cuyo masa oscila entre la de los planetas y la de las estrellas.

El estudio también demuestra que estas pequeñas nubes se alejan de la nebulosa Roseta a gran velocidad, unos 80 000 kilómetros por hora.

Según lo explica Minja Mäkelä, astrónoma de la Universidad de Helsinki, las globuletas pueden tener su origen al romperse los pilares de polvo producidos por la intensa radiación de las estrellas jóvenes;  y son alejadas del centro de la nebulosa gracias a la presión ocasionada por la radiación de las estrellas extremadamente calientes que se encuentran en el centro de la misma.

El equipo de Gösta Gahm, astrónomo que lideró el proyecto, cree que durante la historia de la Vía Láctea un sinnúmero de nebulosas como la Roseta han surgido y desaparecido, y en todas ellas pudieron formarse muchas globuletas, capaces de formar planetas y enanas marrones, que ahora viajan a gran velocidad por los confines de la nuestra galaxia, en donde se calcula que existen unos 200 000 de estos cuerpos celestes.

Fuente: http://www.chalmers.se/en/news/Pages/Free-floating-planets-may-be-born-free.aspx

El mes fantasma y la noche de los fantasmas hambrientos

Imagen

Altar en honor a los ancestros

7 de agosto al 4 de setiembre de 2013

El mes fantasma es una curiosa festividad celebrada en muchos países de Asia, especialmente aquellos de tradición Taoísta y Budista, como es el caso de  China y Japón.  Se conmemora durante el  séptimo mes  del calendario lunar que para este año corresponde  del 7 de agosto al 4 de septiembre.

En estas culturas asiáticas donde se mezcla el Confusionismo, el Budismo, el Taoísmo y los rituales en honor a los ancestros, se considera que la vida en el más allá es una especie de continuación de la vivida en la tierra; por eso durante este mes se honra a los ancestros ofreciéndoles incienso, comida, vino, té  y papel de dinero[1] en hermosos altares construidos en las aceras de las casas.

Un mes desfavorable:

El mes fantasma  además de ser una época para recordar a los familiares que ya no están en este mundo, también tiene un lado oscuro, es el más peligroso del año, pues es cuando los espíritus malignos salen en busca de almas.

Durante este mes la tradición oriental desaconseja realizar caminatas nocturnas, viajar, mudarse de casa o empezar un nuevo negocio.  Muchas personas también evitan nadar porque creen que en el agua habitan muchos espíritus que podrían intentar ahogarles.

Existen tres celebraciones importantes durante este mes, que para este año coinciden con los siguientes días:

  • El primer día (7 de agosto ): cuando según la tradición, las puertas del infierno se abren para permitir a los fantasmas y espíritus acceder al mundo de los vivos.  Los espíritus de los fallecidos pueden visitar a sus familiares, cenar con ellos,  y en caso de no ser recibidos como deberían, buscar víctimas.
  • El día de los fantasmas hambrientos (20 de agosto) y
  • El último día del mes (4 de septiembre) que es cuando finalmente se vuelven a cerrar las puertas del inframundo.

 La noche de los fantasmas hambrientos

El decimo quinto día del mes, (20 de agosto), se celebra el festival fantasma o festividad de los fantasmas hambrientos.  Celebración de origen Budista, Ullambana en sánscrito, pero que con la introducción del budismo a China también se le conoce como Yu Lan Pen, y que para los taoístas es conocida como Zhongyuan Jie

Tanto taoístas como Budistas realizan ceremonias este día para aliviar el sufrimiento de los fallecidos.

Durante este día las vías de comunicación entre los tres reinos (Cielo, Infierno y Tierra) están interconectadas, lo que facilita la comunicación con los seres que habitan estos lugares, y hace que los rituales en su honor y de sanación sean más efectivos y poderosos.

En esta noche las ofrendas se hacen en casa, en el marco de elaborados banquetes; tradicionalmente se dejan algunas sillas vacías para que los espíritus de los antepasados puedan tomar asiento en torno a la mesa, puesto que se cree que las almas de los estos seres asistirán a la cena preparada en su honor.

Casi tan importante como honrar a los ancestros, es el dar ofrendas también a los espíritus que carecen de familiares para evitar que  estos puedan causar daños.

Por lo que se podría decir que es una festividad similar al Halloween y al Día de los difuntos  celebrado en México.

Una rica cultura y tradición ha surgido en torno a este festival.  En Japón por ejemplo en el festival de O-bon, se acostumbra comprar o fabricar botes de papel o linternas, los cuales son dejados en las corrientes de los ríos y lagos, para que así sirvan de guía  a los antepasados en su camino de regreso al inframundo.  Se cree que mientras más lejos flota la linterna más suerte tendrá la familia en el año venidero.

Las linternas sirven de guía a los espíritus en su camino de regreso  al inframundo

Las linternas sirven de guía a los espíritus en su camino de regreso al inframundo

Los fantasmas hambrientos

Son criaturas con enormes estómagos vacíos, con bocas demasiado pequeñas y cuellos demasiado delgados como para poder ingerir alimentos.  Algunas veces poseen aliento de fuego, otras veces la comida que intentan comer se convierte en cenizas en sus bocas, por lo que están condenados a vivir con un hambre incesante.

Según la tradición oriental, el reino de los fantasmas hambrientos es uno de los seis reinos del Samsara[2] en los cuales los seres vivos pueden renacer.  Se entienden más como estados mentales que como físicos, se puede llegar al reino de los fantasmas hambrientos al dejarse llevar por una vida de adicciones, obsesiones, avaricia y celos.

La festividad de los fantasmas hambrientos se realiza como una forma de aliviar por un momento el sufrimiento de estos seres, ofreciéndoseles comida y realizando  juegos, danzas y ópera en su honor.

 Los orígenes

Los fantasmas hambrientos son seres condenados al sufrimiento como castigo por haber llevado una vida llena de codicia y obsesiones.

Sus orígenes se encuentran en el Sutra Ullambana, en el cual un discípulo de Buda al enterarse de que su madre había sido condenada a renacer como fantasma hambriento, le ofrece un plato de comida pero antes de que pudiera comérselo éste se transforma en carbón ardiente, lamentándose Mahamaudgalyayana fue a buscar a Buda para que le instruyera sobre lo que debía hacer para ayudar a su madre.

Buda le dijo a Maudgalyayana (o Mulian)  que a partir del 15º día del séptimo mes lunar, toda la comunidad debía llenar cuencos limpios con comida y frutas, junto con otras ofrendas tales como incienso y candelas para ser ofrecidos junto con rezos y mantras en altares construidos para la ocasión.

Al hacerlo siete generaciones de ancestros son liberados de los reinos más bajos, (fantasmas hambrientos, animal o infierno) y podrán recibir los alimentos ofrecidos y ser bendecidos por 100 años.

El día en que se cierran las puertas del infierno:

El último día de este mes (4 de septiembre), las puertas del averno vuelven a cerrarse.  Con cánticos y repiques de campanas, los mojes taoístas avisan a los espíritus que ha llegado la hora de regresar a su confinamiento en el inframundo, mientras estos se despiden con un gemido sobrenatural.

Ya lo saben,  es mejor dejar una silla libre para la cena pues puede que esta noche tengamos visitas desde el más allá.


[1] Papeles decorados como si se tratara de dinero real, o hechos de papel dorado o plateado que es quemado para que los espíritus puedan usarlo en el más allá

[2] En el budismo se considera que existen seis grandes categorías de existencia; el Reino de los Devas o Dioses, el Asura o de los Semidioses, el de los humanos, el reino animal, el de los Pretas o fantasmas hambrientos y el de los Narakas o infierno.

La vida inteligente puede ser un fenómeno reciente en el Universo

Kepler_Mission_large

La Misión Kepler tiene como objetivo la búsqueda de planetas extrasolares similares a la Tierra con la ayuda del satélite espacial del mismo nombre que orbita la Tierra desde 2009.

¿Quién no se ha preguntado alguna vez, pensando sobre la vastedad del universo en una oscura noche estrellada, si hay vida inteligente en algún otro sitio? y de ser así, ¿cuándo tendremos por fin evidencias incuestionables sobre su existencia?

Según  Dimitar Sasselov, profesor de astronomía de la Universidad de Harvard, la razón por la que no hayamos sido capaces de encontrar indicios de otro tipo de vida inteligente, se debe a que posiblemente seamos de las primeras formas de vida existentes en el Universo.

El Bing Bang llenó el espacio de hidrógeno y helio, pero elementos como el silicio, oxígeno, hierro y carbón, entre otros, fueron creados varios miles de millones de años después, en el interior de las estrellas.

Recientes estudios han revelado que mientras los planetas gaseosos como Júpiter suelen formarse alrededor de estrellas ricas en metales, (los astrónomos suelen llamar metales a los elementos químicos más pesados que el hidrógeno y el helio);  los planetas más pequeños, pueden aparecer en variedad de estrellas, incluso aquellas con menos elementos metálicos, lo cual sugiere que los planetas rocosos pudieron haber aparecido en el universo mucho antes de lo que se creía.

Pero esto no significa que desde épocas tempranas se haya producido en ellos las condiciones necesarias para que surja la vida tal y como la conocemos, y mucho menos una forma de vida inteligente.

Tal y como sugiere Sasselov en su nuevo estudio titulado,  “The life of Super-Earths” (La vida de las Súper-Tierras), fueron necesarias generaciones de estrellas para crear suficiente oxígeno, hierro, silicio, carbón y otros elementos, a partir del hidrógeno y el helio producido hace 13 mil millones de años atrás, para formar la Tierra en la que vivimos y el tipo de planetas que busca la misión  Kepler.

Galaxias con ambientes estables lo suficientemente ricos en elementos para crear planetas, sólo han estado disponibles en el universo desde hace 9 mil millones de años, y planetas similares a la Tierra aparecieron entre 7 ó 8 mil millones de años atrás.  Así, la vida ha tenido que esperar hasta entonces, sino es que más tiempo,  para tener un ambiente propicio donde emerger.

Por lo que a pesar de que existan billones de exo-planetas mucho más antiguos que la Tierra, la vida inteligente debe ser algo “muy reciente” en el Universo conocido.

La hipótesis del profesor Sasselov, podría ayudar a resolver la paradoja de Fermi que dice que,  si existe vida inteligente en el universo, ¿dónde están? ¿porqué no hemos descubierto ninguna evidencia de su existencia?.

Enrico Fermi, premio noble de física y uno de los científicos más destacados del siglo XX decía que,  basándonos en la antigüedad del Universo, el gran número de estrellas y sistemas planetarios, y la increíblemente corta escala de tiempo que le tomó a los humanos desarrollar la tecnología de la que disponemos; otras civilizaciones de la Vía Láctea podrían llevarnos una gran ventaja y deberían ser por lo tanto mucho más avanzadas que nosotros.

Para Sasselov, la paradoja de Fermi resulta cierta sólo si las condiciones para que apareciera la vida se hubieran dado desde los primeros miles  de millones de años desde el inicio del universo, pero no, en el caso de que las condiciones necesarias para su existencia, se dieran hace sólo relativamente pocos miles de millones de años atrás.

Sasselov concluye que “el argumento estadístico de la paradoja de Fermi resulta cierto sólo si el periodo de tiempo transcurrido para que se dieran las condiciones precisas para que surgiera vida fuese mucho más corto que la edad del universo, pero no si ambos periodos son comparables”.  Para Sasselov es ahora cuando el universo tiene todo lo necesario para la creación de la vida.

Correcta o no la hipótesis del profesor Sasselov, es innegable que tiene mucho sentido y resulta interesante que exponga la posibilidad de existencia de vida extraterrestre inteligente en una etapa evolutiva similar a la nuestra, y no necesariamente como muchos suelen imaginarla, millones de años más evolucionada que nosotros.

Otra cosa innegable al menos en términos estadísticos, es la existencia de  probabilidad de vida más allá de nuestro sistema solar.  Se calcula que existen 200 mil millones de estrellas en la Vía Láctea, el 90% son demasiado frías o demasiado pequeñas para tener planetas en su orbita. El 10% de esas estrellas se formaron a partir de suficientes elementos pesados como para tener planetas semejantes a la Tierra o Súper-Tierras;  y de ellos  el 2% (ó lo que equivaldría a 100 millones), estarían orbitando dentro de la zona de habitabilidad de la estrella.

Por lo que aún tenemos mucho margen para echar a volar nuestra imaginación especulando sobre cómo podrán ser esos otros seres que cohabitan con nosotros el universo aunque según los datos, las probabilidades de un encuentro en el  futuro próximo no sean muy altas…


 

¿Pudo una estrella haber inspirado la construcción del primer templo de la humanidad?

Göbekli Tepe o "Colina Panzuda" en turco.  El primer templo construido por la humanidad.

Göbekli Tepe o “Colina Panzuda” en turco. El primer templo construido por la humanidad.

Se cree que la enigmática estructura de Göbekli Tepe, situada al sudeste de Turquía pudo haber sido un templo, pero no uno más, sino el primer templo construido por la humanidad hace 11 mil ó 9 mil  años atrás,  cuando los seres humanos aún eran nómadas dedicados a la recolección y la caza. ¿Qué pudo haber  motivado a estos antiguos humanos a construir algo tan elaborado para luego ser  misteriosamente enterrado sobre el 8 000 AC?

Reconstrucción  gráfica  del recinto, del cual sólo se ha excavado una parte.

Reconstrucción gráfica del recinto, del cual sólo se ha excavado una parte.

En 1994 Klaus Schmidt, arqueólogo del Instituto Arqueológico Germano de Berlín (DAI), descubrió este antiguo complejo formado por una serie de 20 círculos de los cuáles sólo se han excavado 4, cada uno  compuesto de enormes pilares  en forma de T,  tallados en piedras de 40 toneladas, algunos de ellos presentan gravados símbolos sagrados y figuras de animales tales como jabalíes, toros, leones, buitres, etc.

Su importancia arqueológica radica en que rompe con la teoría de la Revolución Neolítica, que dice que la invención de la agricultura fue la que impulsó la construcción de asentamientos y el desarrollo de la civilización y la religión. Sin embargo no se ha encontrado evidencia de prácticas agrícolas cerca de este templo, lo cual indica que la religión precedió a la agricultura.

Pilar en forma de T de 5,5 mts de altura, tallado en una piedra de 40 toneladas.  Posiblemente se trate de la representación estilizada de una figura humana.

Pilar de 5,5 mts de altura, tallado en una piedra de 40 toneladas.

¿Qué motivó la construcción de  este templo?

Según Giulio Magli, arqueo-astrónomo de la Universidad Politécnica de Milán, Italia, la respuesta se encuentra en la observación del cielo estrellado, pues tal y como ocurrió con Stonehenge, (del que se presume que fue un observatorio astronómico, posiblemente dedicado a la Luna), Götekli Tepe también fue construido inspirado en las observaciones celestes.

A través de los milenios las posiciones de las estrellas parecen variar debido al tambaleo de la Tierra mientras rota sobre sus propios ejes, algunas  llegando incluso a ser invisibles para luego reaparecer miles de años después.  Actualmente Sirio puede ser vista casi en todo el mundo como la estrella más brillante del firmamento (excluyendo al Sol), y como el cuarto objeto más luminoso del cielo nocturno después de la Luna, Venus y Júpiter.  Sirio ha sido tan prominente, que incluso llegó a sentar las bases del calendario Egipcio.  Según una reconstrucción hecha por Magli del mapa estelar de Turquía de la época en que Göbekli Tepe fue construido, Sirio pudo haber estado bajo el horizonte  hasta aproximadamente unos 9 300 años AC cuando repentinamente volvió a ser visible.  Este hecho ha llevado a pensar a Magli que el templo fue construido para conmemorar el “nacimiento” de esta estrella.

Usando mapas de Göbekli Tepe e imágenes satelitales de la zona, Magli ha sido capaz de trazar una línea imaginaria que atraviesa de forma paralela dos de los megalitos dentro del recinto y ha descubierto que tres de los círculos excavados parecen estar alineados con los puntos del horizonte en donde Sirio pudo haberse levantado en 9 100 AC, 8 750 AC y 8 300 AC, respectivamente.

Si bien los estudios son preliminares, según lo recalca Magli, será necesario realizar más cálculos, y aún queda por determinar la secuencia en que fueron construidos los anillos para verificar si en efecto siguen la dirección en que la estrella Sirio aparece por el horizonte a través de los años.

Tal y como apunta Jens Notroff, también del DAI, la próximas excavaciones serán de gran importancia astronómica, pues aún se discute si el templo pudo haber estado techado o no, porque de haberlo estado, habría que replantearse la teoría de su vinculación a actividades de observación astronómica.

Dedicado o no a una estrella, no cabe duda de que Göbekli Tepe representa un punto de inflexión donde la humanidad empezó a tomar consciencia de lo sagrado, a sentir la necesidad de buscar sus orígenes, una búsqueda que desde entonces no hemos abandonado y que nos ha hecho crear grandes cosas, desde hermosos templos hasta grandes aceleradores de partículas; y es que en el fondo la necesidad de comprender es la fuerza que  ha impulsado los grandes logros de la humanidad.

¡Nunca dejes de sorprenderte, nunca pierdas la curiosidad!.

La especie humana ha evolucionado 100 veces más rápido en los últimos 5 mil años.

El hombre moderno ha variado genéticamente más rápido en las últimas 200 generaciones que las poblaciones de hace 5 mil años respecto a los Neandertales.

El hombre moderno ha variado genéticamente más rápido en las últimas 200 generaciones que las poblaciones de hace 5 mil años respecto a los Neandertales.

Según un estudio publicado en la Revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se desprende que en los últimos 5 mil años la especie humana a experimentado un exponencial y acelerado cambio genético que le ha permitido adaptarse mejor al medio, resistir enfermedades y que este proceso aún hoy día continúa; algo no visto en las otras especies de animales que habitan el planeta.

¿ A qué se debe este curioso proceso?

Según el antropólogo de la Universidad de Wisconsin, en Madison, John Hawks, líder del equipo que realizó este estudio, el crecimiento y concentración de los grupos humanos han contribuido al aumento y fijación de las mutaciones genéticas.  Si bien esto no es nada nuevo, ya que uno de los pilares de la Teoría de la Evolución de Darwing, nos dice que las grandes poblaciones de individuos son más propensas a experimentar más variaciones genéticas, el estudio de Hawks aporta evidencia cuantificable al respecto; confirmando la teoría de Darwing, y al mismo tiempo contradiciendo  la creencia de que la evolución humana se había ralentizado al no ser necesaria para asegurar la supervivencia de la especie, como sí lo fue en sus inicios.

En este estudio el profesor Hawks examinó los datos obtenidos de diversos estudios internacionales sobre el genoma humano y encontró que en los últimos 40 mil años, la población humana había experimentado importantes  cambios evolutivos.

Muchos de los ajustes genéticos que hemos experimentado se deben a los cambios en el estilo de vida y la alimentación, debido al descubrimiento de la agricultura,  y los relacionados a la resistencia a las enfermedades epidémicas.

Un buen ejemplo de ello es la lactasa, un gen que ayuda a digerir la leche y que normalmente desaparece al entrar en la pubertad, pero que las poblaciones del norte de Europa desarrollaron como una variación genética, permitiéndoles consumir leche y productos lácteos durante toda su vida, algo que obviamente está asociado al proceso de la domesticación animal.

Genes surgidos hace hace 5mil años se encuentran hoy en el 30 ó  40% de la población.

Genes surgidos hace hace 5mil años se encuentran hoy en el 30 ó 40% de la población.

Una de las más importantes y beneficiosas mutaciones genéticas que los humanos hemos experimentado están relacionadas a la resistencia a enfermedades, cuando nos empezamos a asentar en poblaciones cada vez más numerosas, enfermedades como la malaria, la viruela y el cólera fueron devastadoras, pero con el tiempo los humanos también hemos ido desarrollando resistencia a estas plagas.  Por ejemplo, se han identificado más de una docena de adaptaciones genéticas relacionadas a la resistencia a la malaria, incluyendo un nuevo tipo de sangre conocida como “Duffy”.

Otro gran descubrimiento ha sido el gen CCR5 que se originó hace 4 mil años, y que  actualmente se encuentra en el 10% de la población humana, haciendo que las personas que lo tienen sean más resistentes al VIH/sida, aunque originariamente se desarrolló como una defensa contra la viruela.

Si bien el incremento desmedido de la población humana conlleva grandes desventajas tanto económicas como medioambientales, también tiene su lado positivo en cuanto a evolución se refiere, ya que ha acelerado el proceso de selección positiva.